La actitud que adoptó el futbolista del Pescara llegó incluso hasta la Organización de las Naciones Unidas, que pide más acciones por este tipo de actos racistas.