El delantero chileno del Inter de Milan presumió su potencia de piernas al entrenar en su casa al lado de sus perros