Atención al nuevo capricho que se ha autoregalado Cristiano Ronaldo. Un regalito de nada más y nada menos que 9,5 millones de dólares.