Se enfrentaron por primera vez en Italia y el primer round dejó a Cristiano mucho más satisfecho. Se saludaron, pero apenas se miraron.