El técnico de la Juventus fue muy duro con su equipo luego de permitir 3 goles en 30 minutos ante el Genoa y caer derrotados por marcador de 3-1.