Horarios

Una parte de Roma se divierte con la última locura de Marcelo Bielsa, que no dirigirá a Lazio. (Foto: Getty Images)

Martín Onti: Loco, pero no tanto

MADRID, España.- Se mofan los seguidores de la Roma y se deben conformar los de la Lazio por el portazo que Marcelo Bielsa le ha dado a la entidad de Claudio Lotito. Una parte de la capital italiana se divierte con la última "locura" del técnico argentino mientras tanto, la otra, sufre la desavenencia de una persona que podría debatirse entre sus propios demonios.

Me refiero a los demonios bien entendidos de una profesión exigente en la carrera deportiva de un hombre tan exitoso como respetuoso de sus propios principios. He conocido a Marcelo Bielsa a lo largo de su paso por el fútbol internacional, en Argentina, México, España, Chile y Francia. Hasta este marcado desliz italiano, he seguido y alabado sus logros desde la moralidad con que siempre pareció enfrentar sus retos hasta que se pruebe de facto lo contrario.
 
Desde sus inicios como entrenador en la UBA (Universidad de Buenos Aires) hasta su último extraño comportamiento con la entidad laziale, el estratega rosarino ha tenido en sus relaciones laborales una conducta peculiar que le persigue como un karma personal acentuando así el mote de "Loco" del que no puede escabullirse ni entre sus conocidos.
 
Las decisiones del ser humano acostumbran a tener una razón, compartida o no por el resto de la gente, y de ninguna manera significa esto que tengan un componente insano, sino sólo irracional para quienes no comparten los puntos de vista del ejecutor de tal idea, más aun si tenemos en cuenta que la lógica que toma esa persona está regida por la congruencia.
 
En esto, Bielsa hasta hoy ha sido intachable, ha perseguido cada objetivo de su vida con el mismo registro de concientización moral y de su propia y, si se quiere, particular ética y honestidad.
 
Los hechos, sin comprobarse aún, nos dibujan una escena dantesca y plena de traiciones que entierran al técnico argentino en una falta de dignidad, algo en lo que personalmente disiento conociendo de dónde viene, por dónde ha pasado y hacia donde se dirige el técnico rosarino.
 
A lo mejor las promesas de Lotito verdaderamente no se cumplirían y Bielsa decidió ser "insanamente" honesto una vez más alejándose del club italiano antes de iniciar su proyecto o a lo mejor, en el sentido opuesto, entusiasmado por firmar con la selección Argentina permite ser caratulado como "sanamente" deshonesto y darle la razón a sus detractores.
 
Mientras en la "Ciudad Eterna" los tifosi de la Roma se burlan de los de la Lazio avalando la renuncia de Marcelo Bielsa al llamarle "Loco ma non scemo" (loco pero no tonto) el mundo cuerdo del fútbol espera los verdaderos resultados y sus consecuencias.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!