Horarios

Sáb.Ago.07 5:55 PM EDT
Dom.Ago.15 1:30 PM EDT
Mié.Ago.18 9:00 PM EDT
Dom.Ago.22 1:30 PM EDT

Martín Onti: El incomprendido Cris

Para dar un punto de vista imparcial se necesita tener el espectro total de la situación sobre la que uno se atreve a opinar. Para ello es fundamental hablar –o escribir en este caso- con conocimiento de causa real. No hay periodista sobre la faz del planeta fútbol que no se haya formado un juicio propio sobre la venta de Cristiano Ronaldo a la Juventus de Turín. Es tan imposible ignorar el tema como silenciar lo que se piensa. 

Esta historia del atacante luso se inicia con su llegada al club blanco de la mano de este mismo Florentino Pérez que hoy se la suelta. Es verdad que el paso de Cristiano por la entidad madrileña trajo grandes alegrías para los amantes del fútbol en general -así fue desde que aterrizó en el Real Madrid siendo CR9 para luego transformarse, con la partida de Raúl González al Schalke- pero hay que recordar que este es el mismo CR7 que ofrece ahora una polémica partida con destino a su última morada futbolística.

Se necesita forzosamente desmenuzar las causas para argumentar el verdadero porqué Cristiano Ronaldo a partir de la venidera temporada estará a las ordenes de Massimiliano Allegri y no de Julen Lopetegui. Para ello es menester hacer caso omiso de las habladurías que propone la calle y el oportunismo de los amarillistas de ocasión, centrándonos en los fundamentos que son palpables para entender este final tan necio, tan caprichoso, deshonesto y tan cruel.

Hay elementos concretos que el razonamiento no me dejará adulterar. No se trata de hacer hincapié para este punto de vista en las declaraciones de gente muy ligada al fútbol, como el galés Ryan Giggs, o que tocan de oído, como muchos ‘convenientes amigos comunicadores’ o ‘inconvenientes enemigos dirigentes’ de Cristiano Ronaldo. De lo que se trata aquí es de comprender el porqué de ese supuesto daño que hace a la institución blanca, a su extendido entorno que le quiere y creo, honestamente, a sí mismo.

Parto de la premisa que en la vida nada se hace sin una razón y, verdaderamente, para sacar la conclusión más cercana a la verdad debo apoyarme en hechos, en datos fehacientes que llevan a las personas a tomar decisiones extremas que están más allá del simple amor por una camiseta… y así nos encontramos, a partir de este punto, hablando de motivos que inclinan la balanza del ser humano hacia unos intereses personales que ninguna melosa carta de despedida puede comprar dignamente. En este particular, pienso, los reales motivos no son ni futbolísticos ni de ‘falsos amiguetes’ que endulzan los oídos, sino de un fondo tan oscuro como la avaricia a la que conduce el ego humano. 

El fisco español sentenció a CR7 a pagar un dinero que el portugués y su séquito no hicieron efectivo cuando correspondía; tampoco se le brindaron garantías a través de los directivos merengues para que esa penalización fiscal fuese condonada; y no hubo aceptación del club para elevarle su salario, ya irreal, por sobre lo que cobra quien será su alargada sombra hasta el exterminio mismo de la inmortalidad. El resto es usar a los medios y a la gente que el dice amar tanto.

Hablar de la resurrección futbolística y mercantil de Italia es otro capítulo e interpretar los intereses económicos con los que se ve favorecido allí un incomprendido Cristiano Ronaldo merece, evidentemente, una más detallada explicación para quien no comprendió lo esencial.

Martín Onti

ENLACES RÁPIDOS:

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!