Horarios

Mar.Dic.08 12:00 AM EST
Mié.Dic.09 12:00 AM EST
Jue.Dic.10 12:00 AM EST
Sáb.Dic.12 12:00 AM EST
Mar.Dic.15 12:00 AM EST
Mié.Dic.16 12:00 AM EST

Martín Onti: El "gran elefante" Zlatan

MILÁN, Italia.- No por su físico, ni por su envergadura, ni por sus movimientos que se asemejan a un paquidermo de asombrosa habilidad es que nos referimos a Zlatan Ibrahimovic de manera peyorativa si así erróneamente se interpreta, sino que, por el contrario, lo hacemos desde una óptica en la que pretendemos interpretar el final de la carrera de un gran jugador en un escenario particular, una especie de ‘cementerio de los elefantes’ donde los grandes futbolistas pasan a retiro.

Con 38 años, el gigantón sueco ha depositado su humanidad en Italia y no sé, verdaderamente, cómo tomarlo. Mentiría si digo que el ya ex atacante de Los Angeles Galaxy es un refuerzo de marcado nivel para el AC Milan. Sin embargo, la entidad que dirige Stéfano Pioli ha decidido que el delantero que supo darle el último título a la Squadra Rossonera de Liga -temporada 2010/11- regrese a vestir la camiseta del club lombardo.
 
Sin duda alguna se dirán muchas cosas a partir de la llegada de Ibrahimovic a Milán. Las opiniones variarán entre la aceptabilidad de unos y el rechazo de otros. El ariete sueco además de tener una imagen que no deja impávido a nadie, suma una fuerte personalidad que difícilmente pase desapercibidas. Ambas condiciones llegan con él como parte del combo que ha comprado el fútbol italiano y esto es lo más interesante.
 
En constante caída, el otrora famoso Calcio ha sido esta pasada década –y quizás algunos otros añitos más- un fútbol en decadencia. El desinterés ha pasado a ser el común denominador de su antigua iconografía deportiva y, ahora, apenas si se da la mano de los acostumbrados éxitos de aquel luminoso pasado que a nivel internacional embelezaba al mundo entero.
 
Rehacer una historia concebida en la gloria de tiempos opacados por la cada vez más alargada sombra de la mediocridad, no es tarea fácil. Menos aún si se intenta hacer esto con una legión de nombres que sólo pueden aportar desde una antigua y cada vez más obsoleta cartelera. 
 
Dice Zlatan que viene a unirse a Cristiano Ronaldo y a Gianluigi Buffon para devolver el resplandor a las piedras basales del fútbol italiano. Pues difícil será creerle, a no ser que lo miremos desde la desesperación de una liga que en lugar de parches necesita resucitar desde las raíces que no supieron cuidar. Las urgencias económicas exigen una inmediatez que ni Zlatan, ni Cristiano, ni Gigi ya pueden darle al Calcio. Por suerte para él, y para nosotros, 6 meses pasan rápido.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!