Presiona muy bien Liverpool sobre el área del Tottenham, centra Alberto Moreno con mucha potencia y Son Heung-Min casi mete un autogol.