Última jugada del partido por medio de un cobro de tiro libre al corazón del área, Danny Welbeck se levanta en el aire y toca con la cabeza para enviar el balón al fondo de la red.