Alex Oxlade-Chamberlain entra al área del Leicester, trata de tirar un centro al corazón del área y N'Golo Kanté detiene con la mano.