Sale muy bien Tottenham desde atrás, tocando y abriendo la cancha, Dele Alli centra al área desde la banda izquierda y Harry Kane, que no perdona, envía el balón al fondo de la red.