Alberto Moreno remata con mucha potencia, pero el balón pega en el palo y se salva Crystal Palace.