Pase largo desde la propia cancha del Watford hacia Nathan Aké, quien baja de pecho y encara a portería, pero la zaga del Crystal Palace evita el peligro.