Jordan Ayew se roba un balón en el area rival, encara a portería y remata con mucho peligro, pero el balón se va por arriba del travesaño.