Centro desde la banda derecha de Ben Watson, rechazo de un zaguero y el rebote le queda a Troy Deeney, quien define a sangre fría y marca el gol de la victoria: Watford 2-1 Crystal Palace