Jugada que inicia en el rechazo de un defensa, le llega el a Kevin De Bruyne, quien encara a portería se lleva la defensa y saca un potente disparo para perforar las redes.