Danny Rose remata desde afuera del área, pega en la espalda y el árbitro marca penal máxima, que es cobra por Harry Kane para enviar el balón al fondo de las redes: Man City 0-1 Tottenham