Falta de Aly Cissokho sobre Alexandre Pato en el área, por lo que el árbitro pita pena máxima y el mismo jugador del Chelsea cobra a la perfección para marcar el segundo de su equipo.