Vibrante momento en Boleyn Ground. La afición del West Ham le canta a su equipo en lo que será la última caminata de estos jugadores, alrededor del estadio que fue su hogar por 112 años.