En pleno partido del West Brom frente al Man United, el árbitro cometió una falta sobre la joven promesa Marcus Rashford.