Jugada polémica en el área donde Nacho Monreal derriba a Riyad Mahrez pero el árbitro no pita penal.