Horarios

Un error de David de Gea condena al Manchester United ante el Stoke (1-1)

MANCHESTER, Inglaterra.- El Manchester United no pudo pasar del empate (1-1) ante un frágil Stoke City que tuvo en su guardameta, Lee Grant, a su héroe y salvador. El arquero desquició con sus intervenciones a una delantera “Red Devil” que propuso y dispuso de grandes ocasiones que no acertó a transformar. Anotó Martial en el 69 y empató Allen en el 82' tras una pifia del guardameta español, David de Gea.

VIDEO: Revive el empate del Manchester United en Old Trafford ante el Stoke City

El reparto de puntos perjudica a un United que necesitaba una victoria, presionado por los triunfos de Chelsea y Liverpool el sábado, para no perder el tren de la cabeza de la tabla. Por su parte, el punto deja mejor regusto en unos “Potters” que siguen hundidos en la clasificación con tres puntos, fruto de tres empates en 7 jornadas. El resto, derrotas.

Mourinho decidió repetir el once de la cómoda victoria ante el Leicester City en la jornada anterior buscando con Juan Mata y Jesse Lingard un mayor dinamismo en ataque. Dicho y hecho. No tardó ni dos minutos en generar la primera gran ocasión. Un gran pase filtrado de Pogba habilitó a Ibrahimovic, quien se quedó solo ante un Lee Grant que repelió tanto la primera tentativa del sueco como la segunda tras una ágil reacción. 

No obstante, y pese a la posición que ocupan los "Potters" en la clasificación (últimos con dos puntos), tiene mucha pólvora arriba con Aranautovic, Shaqiri y Bony. El conjunto entrenado por Mark Hughes tuvo la suya para adelantarse en el 15' tras una buena llegada de Allen que sirvió para la incorporación de un Cameron que disparó suave a las manos de De Gea.

Al instante respondió el United. Una gran triangulación entre Mata, Zlatan (de tacón), Lingard, terminó con la aparición en el área de un Pogba que, muy similar a la ocasión del Stoke, acarició el balón tratando de colocarlo al poste derecho de Grant. Se marchó fuera.

Llegaba con mayor peligro e insistencia el cuadro de Mourinho. Pasados poco más de 20 minutos de juego volvió a avisar Juan Mata con una preciosa vaselina que cerca estuvo de sorprender a Grant y, posteriormente, Pogba remataba ligeramente desviado un saque de esquina. 

Y en el 27', nueva muestra de la fragilidad defensiva del Stoke. El delantero sueco, caído a banda izquierda, se deshizo de su marca para centrar para la llegada de un Lingard que remató de primeras pero, nuevamente el salvador Grant, mantuvo su portería a cero con una gran intervención a contrapié. 

Perdió frescura en la precisión de los envíos el United a medida que se acercaba el final del primer tiempo. Si bien, cuando lograban recuperar el esférico los "Potters", apenas acertaban a trenzar jugadas. 

Ya en la segunda mitad, en el 55', una gran combinación de los "Potters" hasta la cocina del United la desaprovechó Joe Allen con su disparo flojo y centrado a las manos de De Gea. Empezó mejor el Stoke tras la reanudación. Adelantaron líneas los pupilos de Hughes y empezaron a llegar con mayor presencia a los dominios del United.

Ante la evidente pérdida del dominio de la primera mitad, Mourinho introdujo un doble cambio en el 67'. Entraron Rooney y Martial en sustitución de Mata y Lingard.

Tardó 69 minutos en llegar el primer gol. Cayó del lado de quien más lo buscó, del United. Fue obra del recién entrado Martial después de una pérdida en el centro del campo de Shaqiri; se vino la contra y tras un mal rechace de la defensa, le quedó franco el esférico al delantero francés, quien dentro del área y desde el flanco izquierdo, colocó el balón lo más lejos posible de un Grant que nada pudo hacer.

En el 82' llegaría la respuesta del Stoke gracias a una pifia del guardameta David de Gea, quien no acertó a blocar un disparo fácil y tras un rebote en el larguero, quedó el esférico franco para Allen, que solo tuvo que empujarlo al fondo de la red.

Asedió el United el área del Stoke, pero no obtuvo recompensa alguna pese a estrellar un balón de Pogba al travesaño cuando el encuentro languidecía.

Tras el pitido final, las sonrisas se quedaron en los rostros de los jugadores de un Stoke que logró empatar cuando parecía que, tras encajar el primero, solo un milagro les podría alejar de la derrota. Por contra, decepción en los "Red Devils, quienes, después de mucho remar y tras derribar el casi infranqueable muro de Grant, vieron como un error de su guardameta les condenaba al empate.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!