Horarios

Premier League: El triste relato de un frustrado hincha del Arsenal

LONDRES, Inglaterra.- A pesar de que el Arsenal consiguió una cómoda victoria en casa este jueves ante el West Brom, fue una tarde-noche amarga en el Emirates Stadium. Por primera vez en mucho tiempo el estadio de los Gunners se quedó a medio llenar en clara demostración del desencanto y la apatía de sus hinchas.
 
Uno de ellos, Charlie Kenward, poseedor de un asiento fijo en el estadio desde hace 24 años, ya ha perdido mucho de su unión hacia el Arsenal. Tanto así que ayer no fue a la cancha, sino que le vendió sus entradas a la propia institución. 
 
“Todos los años pago una fortuna por ese asiento, pero ya no vale como antes. Ha sido así por mucho tiempo”, lamenta un frustrado Kenward.
 
 
“Todo cambió en Old Trafford una noche de octubre en el 2004”, se refiere en alusión al choque que marcó el fin de los 49 partidos sin derrotas desde la primavera del 2003 y que le permitieron al Arsenal de los invencibles ganar de manera invicta la Premier League.
 
El Arsenal es el club que más caro cobra los boletos a sus propios hinchas, pero tal es el desinterés de estos que ya se encuentran asientos disponibles el mismo día de los partidos.
 
“Estoy cansado de ver al Arsenal empatar o perder”, como sucedió el domingo ante el Crystal Palace, donde apenas consiguieron un punto tras el tanto de Yannick Bolasie sobre el final. “Mi papá ha seguido al Arsenal por 55 años, pero ya no puede más”, añade.
 
 
Charlie Kenward se quedó en su casa y vio el partido ante el West Brom con unos amigos. Aunque el equipo marchó cómodamente por los dos goles de Alexis Sánchez en la primera mitad, uno de los presentes en su residencia le dijo: “Tú eres el único hincha que he visto en mi vida que siente rabia y su equipo gana 2-0”.
 
“Pero, ¿cómo hemos llegado al punto en que los leales seguidores del Arsenal ya nos importa poco lo que pase con el equipo?”, se pregunta Kenward. “Es muy simple, porque nuestro dueño y nuestro manager nos han metido en este desastre”, asegura.
 
 
El norteamericano Stan Kroenke, el accionista mayoritario del Arsenal, no es en lo absoluto un hombre de futbol. De hecho, nunca está presente en los partidos del conjunto y en la práctica lo que le interesa es el beneficio económico que la entidad le reporta.
 
“Me siento muy mal al decir esto, pero Arsene Wenger tiene que irse. Yo lo quiero mucho por todo lo que nos dio, pero su tiempo se acabó”, lamenta Kenward.
 
 
El Arsenal pasó por un gran período de limitaciones económicas para pagar la construcción del Emirates Stadium, pero en las últimas dos temporadas se ha gastado dinero, pero apenas han conseguido ganar dos veces la FA Cup. Este año se volverán a ir en blanco.
 
“A los hinchas nos queda claro que ya el Arsenal no es un club, sino un negocio. El dueño parece estar feliz con la clasificación a la Champions todos los años y más nada. No le importa que ganemos algo mientras quedemos entre los cuatro primeros”, continúa el relato entristecido de Charlie Kenward.
 
Según él, las ruedas de prensa de Arsene Wenger consisten en una repetitiva queja de los problemas que ha tenido el equipo, “pero eso no es verdad, lo cierto es que el equipo no ha tenido un bueno rendimiento”.
 
 
“Ha llegado el momento de buscar un nuevo manager y un nuevo dueño que nos permitan avanzar y que nos entreguen el título por el cual los fans nos morimos. Nosotros estamos convencidos de que el club es capaz de conseguirlo bajo los líderes adecuados”, agrega Kenward.
 
Por el momento no parece que vayan a producirse muchos cambios. Wenger dijo el miércoles que le gusta respetar sus contratos y que permanecerá otro año más en el Arsenal hasta el fin de su actual vínculo en el 2017.
 
“Mourinho dijo una vez que Wenger es un especialista en fracasos. No estuve de acuerdo en ese momento, pero con mucho pesar ahora reconozco que estaba en lo cierto. Si Wenger se queda yo nunca iré al estadio en la próxima temporada”, concluyó Charlie Kenward.
 
 
 
 
 
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!