Horarios

Pep Guardiola se tranca en el vestuario por una hora con los jugadores tras el empate

MANCHESTER, Inglaterra.- Mientras los periodistas lo aguardaban impaciente en la sala de prensa, Pep Guardiola se encerró durante una hora con sus jugadores en el vestuario luego del empate ante el Southampton, el quinto partido consecutivo sin victoria del Manchester City.
 
 
 
Luego se apareció muy sonriente y dijo que el vino que le ofrecieron estaba muy bueno y se tomó el tiempo para degustarlo, pero la realidad es que el intercambio que sostuvo con la plantilla no resultó para nada placentero.
 
De la noche a la mañana el City ha comenzado a cometer errores infantiles en defensa, -hoy le tocó el turno a John Stones-, y el ataque tampoco marca goles con la misma frecuencia. Es como si los rivales le han descubierto el antídoto bien rápido después de diez triunfos consecutivos al inicio de la temporada.
 
 
“Hablamos sobre la situación. Yo fui jugador y sé que esto puede pasar. Es parte del futbol”, dijo Guardiola sobre la conversación con los jugadores. “No es lo natural, pero tenemos que aceptarlo. Les dije que no soy una persona con remordimientos y que voy a encontrar la manera de resolver este problema”, añadió.
 
“No tuvimos unos malos 90 minutos, pero cuando no somos perfectos concedemos muchas oportunidades de gol”, valoró Guardiola sobre una mini-crisis que ya no tiene para cuando acabar. Los tres siguientes partidos son muy difíciles, como visitante ante el Manchester United por la Copa de la Liga, luego también fuera ante el West Brom por la Premier League y después en casa ante el Barça por la Champions.
 
 
 
Guardiola volvió a defender el estilo de salir jugando desde el fondo, a pesar de que los hinchas abuchearon al equipo al medio tiempo y tras el pitazo final. “Creo que ese no es el problema. El primer tiempo fue muy diferente al segundo [más malo el primero], eso es lo que tenemos que analizar”, dijo.
 
El manager catalán todavía considera que ha pasado muy poco tiempo desde su llegada y que estos resultados son parte del proceso. El City se ha desmoronado de la noche a la mañana después de una racha inicial que tildó a Pep como mágico. Ahora la vara se le ha perdido y los conejos no quieren salir de los sombreros.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!