Horarios

Mourinho regresa a Stamford Bridge consciente de que ya no es invencible

MANCHESTER, Inglaterra.- Hace 10 años José Mourinho era la última Coca Cola del desierto. Había llegado a la Premier League dos años antes y había conseguido el título en esas dos temporadas. Era el Rey y él se lo creía más que nadie. Se paseaba por todos lados con una insuperable ínfula de prepotencia.
 
 
       No te pierdad el Chelsea vs Manchester United este domingo a las 11am ET/8am PT en Telemundo, el app de Telemundo Deportes En Vivo y en tu computadora haciendo clic aquí.
 
Pero por suerte o por desgracia las cosas cambian y ahora es apenas un manager que se esfuerza por ganar dos o tres partidos consecutivos y por atacar en la misma magnitud en la que se defiende, pero no lo consigue.
 
 
Este domingo le toca regresar a Stamford Bridge por primera vez desde que abandonó el Chelsea en circunstancias para nada dulces en diciembre del año pasado. Y lo hace bien convencido de que esa aura de invencibilidad que solía tener ahora se encuentra completamente despedazada.
 
 
Esta será la segunda vez que visite al Chelsea en el banquillo rival después de haberlo hecho con el Inter de Milán por la Champions en el 2010. En aquella oportunidad se llevó la victoria en una batalla de poder a poder contra Carlo Ancelotti.
 
Ahora los poderes ya no son tan, valga la redundancia, poderosos. Mourinho aún no encuentra cómo darle al Manchester United una identidad que gane, guste y convenza, mientras Antonio Conte consigue esto a ratos, pero no de una manera estable.
 
      OTRO QUE NO SE MUERDE LA LENGUA: Guardiola le responde a sus críticos
 
Mourinho admitió que lleva algún tiempo preparándose para “el día del regreso” y que no le sorprendería ver una atmósfera un poco tóxica contra él. “Sabía que si me quedaba en la Premier League más tarde o más temprano iba a regresar a Stamford Bridge. Allá iré”, dijo.
 
 
El portugués no quiso analizar con mucha profundidad el inicio de la temporada del Chelsea y sólo se limitó a apuntar hacia la tabla. “Cuando miras la clasificación y ves donde están [quinto puesto con 16 puntos, dos más que el United] no pueden estar tan mal”, deslizó.
 
Aunque la victoria sobre el Fenerbahçe en la Europa League el jueves alivió un poco la presión sobre los hombros de Mourinho, el Manchester United está experimentando las mismas sensaciones que dominaron el paso de Louis van Gaal por Old Trafford: cada partido se vive como una final y el enfrentamiento ante el Chelsea es doblemente áspero.
 
Por un lado sentirá el impacto emocional de volver a Stamford Bridge y también el creciente clamor popular de unos hinchas que no desean seguir viendo clases magistrales de cómo defenderse, sino el mismo futbol ofensivo que Sir Alex Ferguson estableció durante su etapa como manager.
 
Pero es muy poco probable que Mourinho se libere de sus demonios internos y salga este domingo a jugar un partido abierto, donde el resultado sea lo menos importante. Ese día el máximo objetivo para él será no perder y minimizar el triple impacto que una derrota pudiera tener contra sí mismo, el equipo y el camino que desea transitar, pero del cual aún no encuentra el punto de partida.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!