Horarios

Mesut Özil quiere un salario de crack, pero Arsène Wenger aún no acepta sus demandas

LONDRES, Inglaterra.- El Arsenal está sufriendo lo indecible para mantener a Mesut Özil en el club tras el interés de otros varios conjuntos y su relativo poco salario en los Gunners.
 
Özil gana 140,000 libras a la semana y su contrato vence en el 2018, pero desea renovarlo y pasar a ganar 200,000 libras a la semana, algo que todavía Arsène Wenger no se decide a ofrecer, aun cuando es su niño mimado en la plantilla.
 
 
El mediapunta alemán es el jugador mejor pagado del club, pero su salario está bien por detrás de otros jugadores de la Premier Legaue como Wayne Rooney, Sergio Agüero o el propio Bastian Schweinsteiger, que no juga en el Manchester United. Todos sobrepasan las 200,000 libras a la semana.
 
 
Wenger y la directiva del Arsenal han sido bien cautos a la hora de gastar su dinero, tanto en fichajes como en salarios. Pero ante el creciente aumento de los ingresos por conceptos de televisión y patrocinio, y también la elevación de lo que pagan los clubes rivales, se ven cada vez más contra la pared.
 
“No creo que necesite convencerlo demasiado. Él quiere quedarse. No es sólo cuestión de dinero. El Arsenal quiere ganar títulos, pero estamos en una liga donde cualquiera puede ganarlos”, dijo hoy el manager francés sobre Özil.
 
 
“De momento somos discretos en las negociaciones. Cuando llegue el momento informaremos lo que consideremos importante. Queremos mantener a nuestros buenos jugadores, pero mientras más lo digo, más fuerte es la posición que él asume”, añadió Wenger dejando entrever que es el futbolista en este caso quien tiene la sartén cogida por el mango.
 
El Arsenal no gana la Premier League desde hace 12 años y ya dejó atrás el período donde tuvieron que vender a sus mejores jugadores para pagar la deuda del nuevo estadio. Durante mucho tiempo el club no pagó salarios de más de 100,000 libras por semana y ahora, aunque ya no existe ninguna ley escrita que se lo impida, a la dirección del club le sigue costando trabajo aflojar la chequera.
 
En una situación parecida se encuentra Alexis Sánchez, cuyo contrato también vence en el 2018 y es ligeramente menos jugoso que el de Özil, 130,000 libras por semana.
 
 
Otra de las tareas que tiene Wenger es la de renovar a Héctor Bellerín, quien es fuertemente perseguido por el Barcelona y el Manchester City, y quien apenas gana 40,000 libras a la semana.
 
“A él le encanta estar aquí y tiene responsabilidades muy grandes en el vestuario para alguien tan joven”, dijo Wenger sobre Bellerín, de apenas 21 años.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!