Horarios

Martín Onti: Yo, Claudio

MADRID, España.- Cuando le veo, se me hace imposible alejar a Claudio Ranieri, el actual entrenador del Leicester City, de la imagen de un viejo prócer de rostro curtido por la leyenda, o de igual manera, dejar de asociarlo a la novela más importante del escritor británico Robert Graves, en la que habla de lo difícil que fue la vida de Tiberio Claudio César Augusto Germánico, Claudio, cuarto Emperador Romano que gobernó Italia entre el periodo de su asesinado sobrino Calígula y el incomprendido incendiario Nerón.
La historia que cuenta Graves en su célebre obra, "Yo, Claudio", deja de manifiesto cierta similitud con el estratega italiano al recordar que aquel Claudio tenía cierto parecido fáctico, salvando las lógicas distancias entre épocas claro está, con este Ranieri. Los impedimentos que le tuvieron al Emperador al margen del poder total por sus deficiencias físicas, cojera y tartamudez, podrían ser paragonadas con las condiciones presentes de Ranieri para que a sus 64 años pudiésemos aceptarlo al frente de una entidad de primera línea en el fútbol mundial.
 
Si nos ponemos a recuperar la memoria futbolística en Inglaterra, no deberíamos mantenernos al margen de que el Leicester estuvo, hace sólo un año atrás, debatiéndose en la cola de la clasificación para mantener la categoría en la Premier y que, tras sobreponerse al fracaso de haber sido despedido como seleccionador de Grecia, nuestro "Claudio" les mantuvo en la máxima división ganando 7 brillantes encuentros sobre 9 posibles, para conservar a los Foxes entre los equipos de mayor renombre del "British Football".

A 12 unidades de concluir la Liga inglesa, Claudio Ranieri tiene a su equipo muy cerca de consagrarse campeón de uno de los torneos más competitivos del planeta, inscribiendo así su nombre en las doradas páginas del fútbol inglés. Con una plantilla en la que nadie es una reconocida figura de manera individual, pero que sí se transforman en trascendentales cuando de manera colectiva responden a la conducción del técnico italiano, el Leicester City apunta a hacer posible lo que muchos históricos, como Gary Lineker por ejemplo, se atrevieron a caratular, con ironía, de imposible.
 
El antiguo Emperador Claudio instó a la racionalidad entre la disparatada actitud de Calígula y el incomprensible vértigo de Nerón. El Claudio de hoy, Ranieri, buscará lo increíble en el fútbol inglés desde el apoyo incondicional de desconocidos como Kasper Schmeichel, Jamie Vardy, Riyad Mahrez y Leonardo Ulloa, entre otros, para derrotar el absurdo de lo absoluto.
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!