Horarios

Martín Onti: Ladrillo o cristal

MADRID, España.- No reconocer estos materiales en Manchester significa estar alejado de la esencia que domina la norteña ciudad británica, pero, peor que esto es no saber el origen que el ladrillo y el cristal esconden detrás de sus genuinos y ancestrales valores, esos mismos que la gris metrópoli acepta para identificarse con los encarnizados rivales que más que en ninguna otra oportunidad estarán protagonizando esta temporada el duelo más esperado que ofrece el fútbol internacional.
 
Desde el mismísimo instante en que los de Old Trafford contrataran al portugués José Mourinho y los del Etihad al español Josep Guardiola, el morbo quedó servido en bandeja, y no sólo en el contexto de sus respectivas personalidades como representación de la aspereza del ladrillo o la tersura del cristal.
 
 
Casi 400 millones de euros en inversiones, alrededor de 200 por entidad, indican con plenitud el tenor de la apuesta que tanto los Red Devils como los Citizens han realizado para desbancar al campeón defensor, el Leicester City de Claudio Ranieri, del peldaño de privilegio que la mediocridad de la pasada liga inglesa les permitió conquistar y disfrutar.
 
El comienzo de la Premiership inicia a ahondar en variados análisis sin importar que en paralelo se estén desarrollando los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro a miles de kilómetros de distancia. Las urgencias del British Football no pasan por otra consideración que no sean las conjeturas que el aficionado lleva a la práctica luego de haberlas deshilvanado lúdicamente a lo largo del periodo estival europeo.
 
 
Si el éxito de la inversión tiene una lectura previsible y cómoda, esa es apostar para que el título viaje a Manchester este año. Así y todo, y a sabiendas que tener en cuenta a equipos como los londinenses del Arsenal del francés Arséne Wenger, el Chelsea del italiano Antonio Conté, el sorpresivo Tottenham Hotspur del argentino Mauricio Pochettino, el Leicester o el Liverpool del germano Jurgen Klopp, en nada aumentaría las posibilidades de discutirle a los mancunianos la hegemonía que ya parece ser por decreto cuestión de uno de ellos dos.
 
Old Trafford, y toda la historia que encierran sus añejos ladrillos rojos como el color de su su camiseta, o el Etihad Stadium, con sus modernos y acristalados cerramientos azulados como las playeras del City, estarán esperando deseosos de ofrecer el fruto de sus inversiones convertidos en trofeos que justifiquen la locura en que ha entrado la Liga Premier, eso sí y al menos, la liga más rica del mundo en la actualidad.
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!