Horarios

Sáb.Oct.23 9:30 PM EDT
Dom.Oct.24 1:30 PM EDT
Dom.Oct.31 2:30 PM EDT
Sáb.Nov.06 12:00 AM EDT
Dom.Nov.07 1:30 PM EST
Dom.Nov.21 1:30 PM EST

Martín Onti: "Esos pequeños detalles"

MADRID, España.- Esto es algo así como pensar que existe una maldita gota de agua que sirve para rebalsar el vaso sin atreverse a pensar en lo que ha venido aconteciendo en el pasado. Tantas han sido las ocasiones en que el técnico José Mourinho ha repetido esa conducta altiva a lo largo de su carrera, que esta vez su comportamiento sin medida adecuada le hace tambalear en el cargo que, por ahora, conserva en el Chelsea del ‘tycoon’ ruso Roman Abramovich.

No es en esta ocasión que vamos a descubrir la conducta incierta del estratega portugués, dando muestras de irreverencia táctica y técnica desde lo humano, digo esto como para que se le pueda asociar de inmediato a su profesión y darnos cuenta que su manera de actuar le ha traído más problemas que soluciones y que, precisamente, es esto lo que le ha puesto a caminar por la cuerda floja de Stamford Bridge.

 

Eso sí, debemos también ser conscientes de que estos escenario son aquellos que a Mou no le resultan opresivos como a otros. En aguas opacas y turbulentas el luso suele desempeñarse mejor que en las calmas y cristalinas y no hace falta aportar ejemplos a los que seguimos el fútbol para corroborar las cualidades del ex entrenador del Real Madrid en ambientes similares.

Sin embargo, hay detalles que debiéramos tener en consideración a la hora de vislumbrar el histórico dilema que significa para la entidad londinense la decimoquinta posición en la Tabla General de la Premiership, a 11 puntos de la cabeza que comparten el Manchester City y el Arsenal, y que le condenan a pensar en que de no mejorar las estadísticas con la inmediatez que las circunstancias lo requieren, para un club como el Chelsea, su destino estará sellado lejos de la capital inglesa… a menos que, en el fondo, eso sea lo que él pretenda!

 

La actual temporada ha sido un despropósito mayor para los ‘Blues’ en lo general y para Mourinho en lo particular. Comenzaron perdiendo la Community Shield en el arranque del año; en la Champions League no tienen asegurada la continuidad en la temporada con su juego mediocre; tiene el vestuario dividido por diversos motivos de índole futbolístico y extra deportivo, además de acarrear todavía con el sonado caso de Eva Carneiro a sus espaldas; acaba de quedar eliminado de la Copa de la Liga; y encima, está siendo sometido a una esperada presión por los departamentos que componen el ‘establisment’ contra los que se enfrasca en batallas tan ridículas como inútiles cuando no debiera hacerlo.

Demasiados pequeños detalles que, sumados, se transforman en difíciles de superar para cualquier mortal, por más que quien deba sortearlos sea el mismísimo José Mourinho.

Martín Onti

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Mourinho se expone a dos nuevas sanciones

Mourinho puede ser despedido si no gana al Liverpool

Mourinho, expulsado durante el descanso del Chelsea-West Ham

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!