Horarios

Sáb.Sep.26 12:00 AM EDT
Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Mar.Oct.06 12:00 AM EDT
Mié.Oct.07 12:00 AM EDT
Vie.Oct.09 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Tottenham Hotspur

Las redes sociales en el fútbol: una experiencia que te consume

 
LONDRES, Inglaterra. "No hay una rutina, es algo constante. Yo trataba de llegar sobre las nueve de la mañana y luego los jugadores empezaban a aparecer en diferentes momentos. Cuando habían juegos entre semana se hacía lo mismo, se trabajaba todo el día hasta que se realizaba el post-partido. Lo social es precisamente eso, es un campo adictivo, y tienes que estar comprometido con la industria".
 
Roberto Kusabbi fue el encargado de las cuentas sociales en el Tottenham Hotspur por poco más de un año, un tiempo en el que se le dio acceso a zonas donde a pocas personas se les permite. Después de haber trabajado en la ciencia del deporte y en la identificación de talentos, él sabía qué esperar del fútbol, pero eso no significaba que en ese tiempo todo fuera un camino de rosas.
 
En su primer día cubriendo un partido como local en la Premier League, el Tottenham cedió el empate contra un West Brom al que se esperaba superar. No pasó mucho tiempo para que un tweet alterado en Photoshop  donde se aseguraba que el equipo era una 'm....@ comenzara a circular'.
 
 
"Esto es gracioso ahora... pero no lo fue en ese momento!", se ríe Kusabi. "Yo ya había trabajado en lo social durante cinco años, pero este era mi primer partido de liga en casa. Fue el primer juego de Villas-Boas en casa también, por lo que el barullo dentro del club era increíble y había un montón de presión sobre el club desde todos los ángulos".
 
El juego había salido según lo planeado en su mayor parte, tanto dentro como fuera de la cancha. El Tottenham parecía bien enfilado a una victoria estrecha, pero permitió el empate en los minutos finales.
 
"Así que envié el tweet con el resultado final. Obviamente cualquier persona con photoshop puede modificarlo y ahí fue cuando empecé a recibir una gran cantidad de mensajes de texto y tweets de amigos, porque ese [twwet] comenzó a ser compartido bastante. Tan pronto como vi que era obvio que se trataba de una falsificación, envié un correo electrónico a uno de mis directores para explicarle. Al final el club no permitió que eso cobrara más fuerza".
 
Al entrar en un rol en la liga más comercializada en el mundo y tratando de hacer crecer varios canales de medios sociales, Photoshop estaba lejos de ser un comienzo ideal para este trabajo.
 
"Fui a cenar más tarde ese día y ya se había arruinado mi noche. Más que nada, estaba muy molesto porque era obviamente falso. Aprendí mucho en esa época. Una vez que has trabajado en el fútbol puedes trabajar en cualquier lugar", nos relata.
 
 
Eso, en pocas palabras, es la vida de un administrador de medios de comunicación social de fútbol. Amplificado por la naturaleza del juego, uno necesita una piel increíblemente gruesa para digerir algunos de los tweets y comentarios. Ve ahora y haz clic en el último tweet enviado por cualquier club de la Premier League y lee las respuestas. Lo más probable es que usted acabe conmovido por semejante blasfemia y decida escribir una nueva serie de The Thick of it. Y eso no tendría nada de anormal. 
 
Roberto describió la experiencia como "trabajar en una sala de redacción", algo que había hecho antes de entrar en las redes sociales. El problema era, dijo, que todo lo que quería hacer dependía de los resultados. El contenido creado y programado podía ser quemado si el club gana o pierde, con la reacción de los fans como la principal preocupación. 
 
"Hubo un juego que hicimos alrededor de Halloween, -después de que habíamos empleado varios días en crear un video en broma que ya habíamos editado y estaba listo para publicarse-, en donde Kyle Walker era fundamental en la historia".
 

 
Parece que la razón por la que muchos clubes no trabajan bien la parte social es porque los que dirigen las cuentas están conscientes del abuso que puede ser creado a partir de una pieza juzgada ligeramente mal. Después de haber trabajado en el otro lado de la línea divisoria de la BBC antes de unirse a los Spurs, Tim Love rápidamente aclaró por qué pasaba eso.
 
"Cuando estaba en la BBC me preguntaba por qué todo lo que siempre oía de jugadores y clubes eran esas cosas mundanas, pero después de haber visto el abuso que obtendrían si no lo hacían y compartir su punto de vista, uno obtiene una mejor apreciación".
 
Roberto tiene su propia valoración. "No creo que el mal trabajo social es exclusivo de los clubes de fútbol, pero ellos viven la situación inversa a la mayoría de las marcas. Los equipos deportivos ya tenían a sus aficionados comprometidos incluso antes de que tuvieran presencia en internet, mientras que la mayoría de las marcas comienzan desde cero buscando una audiencia para vender".
 
Por supuesto, todo no es malo. Roberto parecía complacido con la experiencia tanto personal como profesionalmente, mientras que fue rápido en señalar que "al final del día, viajando para ver fútbol y ser pagado por ello es bastante divertido". 
 
Tim recordó su primer día en el campo de entrenamiento y siendo llevado para conocer a Gareth Bale en la cantina. "Es uno de los mejores jugadores del planeta y aquí estoy viéndolo comer su almuerzo".
 
 
La naturaleza del juego parece haberles pasado factura, sin embargo, ambos trabajan ahora en diferentes campos dentro de lo social. Roberto ha pasado a trabajar con PlayStation en Europa, uniéndose poco antes del lanzamiento de PS4, mientras que Tim ayuda a dirigir Pizza Express a través de sus diversos canales. Cuando se le preguntó, Roberto dijo que consideraría trabajar para un club de la Premier League de nuevo si la oferta era correcta, mientras que Tim sugirió que no era algo que estaría interesado en volver a realizar.
 
¿Por qué dejar el fútbol, entonces? Sin duda, el compromiso entre trabajar tan de cerca con estos atletas, viéndolos jugar en toda Europa y ser pagados por el privilegio de hacerlo anula las largas horas de trabajo y las muchas personas insultándote por internet.
 
"Después de unos años acabo de empezar a perder el amor por el deporte, que es en última instancia, la razón por la cual me fui de ese mundo", asegura Tim. "Tienes suerte de trabajar en todos estos estadios increíbles cada semana, pero lo que realmente deseo es ir a los terrenos pequeños. Paso mucho tiempo en Wingate y Finchley, donde sólo hay cien hinchas aproximadamente y están mucho más desinfectados que en la Premier League. Por lo que sé, Roberto ahora también va a Leyton Orient, a pesar de que él es fan de los Spurs".
 
En una profesión donde trabajar duro depende de que el Tottenham gane, no es de extrañar que la gente no permanezca en él por mucho tiempo. Pero eso nos dice algo: la próxima vez que veas un post de algún club de fútbol que no sea de tu gusto, no hay un vacío a través del cual el abuso se desvanecerá sin cobrar víctimas. Hay un equipo de personas monitoreando y haciendo su trabajo lo mejor que pueden, al igual que todos lo hacemos.
 
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!