Horarios

Sáb.Ene.16 5:00 PM EST

La increíble historia de Nolito y su mamá drogadicta y prostituta

MANCHESTER, Inglaterra.- Nolito gana 100,000 libras a la semana, pero según una historia publicada en el diario inglés The Mirror su mamá vive en una choza y tiene que pedir dinero para sobrevivir.
 
Rocío Agudo Durán, la progenitora de Nolito, de 46 años, cuenta que no han vuelto a comunicarse desde que discutieron por whatsapp el año pasado. En ese tiempo incluso ha tenido que robar para poder comer.
 
En uno de esos últimos mensajes Nolito la mandó al c***** y le dijo: “Si quieres pedir limosna afuera de un mercado, hazlo. Si quieres robar, roba”. También la acusó de hablarle sólo cuando ella necesita algo. Una de las cosas que Rocío le criticó a Nolito fue la de contratar una mujer para limpiar su casa cuando aún jugaba en el Celta en lugar de darle el trabajo a ella.
 
 
“Tú no estás apegado a tu mamá. Le mientes a la prensa cuando le dices que cuidas de nosotros”, le dijo con furia en ese intercambio.
 
 
Ahora viene la otra parte de la historia. La mujer fue adicta a la heroína y a la prostitución durante mucho tiempo, estuvo en prisión trece años y tiene dos hijos jimaguas de seis años, Candela y Jesús. La casa donde está viviendo fue ocupada por ella a la fuerza cuando Nolito dejó de pagar el apartamento donde ella vivía anteriormente. Lleva un año viviendo en este lugar.
 
 
Nolito nunca ha hablado públicamente de su madre y siempre se ha referido a sus abuelos, Manuel y Dolores, como sus verdaderos padres. Cada vez que marca le dedica el gol a Manuel, quien falleció ocho años atrás.
 
Nolito posee tres casas en Sanlúcar de Barrameda, el pueblo andaluz donde nació. Allí se desplaza con su esposa y sus tres hijos cada vez que puede.
 
Los jimaguas nacieron cuando Rocío estaba presa y vivieron con ella en la celda hasta que tenían tres años. Ella asegura que desarrolló la adicción a las drogas cuando fue expulsada de la casa a los 17 años tras una discusión familiar sin que Nolito hubiera cumplido los dos años. 
 
“Me metía lo que me daban. Robaba en las tiendas para conseguir dinero y comprar drogas, pero la mayor parte de mi dinero vino de prostituirme. A él le han dicho que la imagen de una madre ex-drogadicta y presidiaria no es conveniente y que mientras más lejos yo esté más dinero va a ganar”, admite.
 
Pero su madre, Dolores, la que Nolito tanto aprecia, asegura que todo lo que ella dice son puras mentiras. “No entiendo cómo una madre puede decir eso de su propio hijo. Nolito es una persona muy humilde, amigo de sus amigos. Él siempre la ayudó a ella y a sus hermanos. Pero ella siempre ha querido más y más”, dijo la señora.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!