Horarios

La carrera de Rafa Benítez, paso a paso, club a club

NEWCASTLE, Inglaterra.- A poco más de dos meses de haber sido despedido del Real Madrid, Rafa Benítez vuelve a tener trabajo. Ahora no en un grande de Europa, sino en un conjunto que bien puede marcharse a la segunda división en la próxima temporada si es que su nuevo manager sucumbe en su intento de rescate.
 
El Newcastle se encuentra envuelto en una batalla junto al Sunderland y el Norwich por una sola plaza que garantiza la permanencia, teniendo en cuenta que al Aston Villa ya le es muy difícil zafarse y que el grupo que les antecede en la tabla está muy lejos como para volver a embarrarse.
 
 
Además de su rotundo fracaso en el Santiago Bernabéu, ¿qué más ha hecho Rafa Benítez en su carrera? He aquí su historia.
 
Valladolid. 1995-1996
Fue su primer trabajo como entrenador. A finales de enero ya había sido despedido tras permanecer en el fondo de la clasificación luego de 23 fechas en la primera división de España.
 
Osasuna. 1996
Benítez no pasó mucho tiempo desligado de los banquillos pues en el verano de ese mismo año, cuando se celebraban los Juegos Olímpicos en Atlanta, asumió la dirección del conjunto de Pamplona en la segunda división española. Su estancia fue aún más corta, apenas nueve juegos y una sola victoria le mostraron la puerta. La del fondo, por supuesto.
 
 
Extremadura. 1997-1999
No fue hasta su tercer empleo que finalmente pudo disfrutar de una pizca de gloria. El equipo extremeño se clasificó en la segunda posición en la división de plata del futbol español y consiguió la promoción a primera. Pero el violín y la guitarra no producen el mismo sonido y Benítez no pudo garantizar la permanencia. El Extremadura volvió a descender y él optó por marcharse. Se tomó un año sabático.
 
Tenerife. 2000-2001
Ante la imposibilidad de conseguir un contrato en la primera división, Benítez tuvo que contentarse otra vez en la segunda con el Tenerife, con quienes consiguió el segundo ascenso de su carrera. Acabaron terceros detrás del Sevilla y del Betis.
 
Valencia. 2001-2004
Héctor Cúper se marchaba tras dos derrotas en dos finales de la Champions de manera consecutiva y para sorpresa de todos, Rafa Benítez era nombrado como entrenador del Valencia. Apenas había dirigido una sola temporada en la primera división. 
 
 
Pues aún mayor fue la sorpresa al ver cómo sus rotaciones y su astucia conducían al conjunto ché a su primer título de liga desde 1971. Dos temporadas más tarde repitió el alirón y el Valencia venció al Marsella de Drogba en la final de la Copa de la UEFA.
 
Liverpool. 2004-2010
El lapso más largo de su carrera como manager. En su primer año, a pesar de un paso irregular en la Premier League que los dejó en la quinta posición, le ganó milagrosamente la final de la Liga de Campeones al Milan en la tanda de penales. En la temporada siguiente la proeza de Gerrard empató en el descuento la final de la FA Cup ante el West Ham y otra vez los disparos desde el manchón fueron la vía para llegar al título.
 
 
Hasta ahí la parte pura de su paso por Anfield, pues aunque volvió a derrotar al Chelsea y llegó otra vez a la final de la Champions ante el Milan en el 2007, su disfuncional alineación en Atenas le puso en bandeja de plata a Ancelotti el camino a la orejona.
 
El Liverpool comenzó entonces una depauperación progresiva que lo marginó de la clasificación a la Champions en el 2010 y a pesar de que había renovado su contrato, concluyó su vínculo con la fracción roja de Merseyside.
 
Inter de Milán. 2010-2011
Rafa Benítez se fue entonces a recoger el Inter de Milán campeón de todo que había dejado su antítesis, Jose Mourinho, justo cuando éste se marchó al Madrid. No llegó a las navidades, justo al regresar triunfantes del Mundial de Clubes, pero tras un mal paso en la Serie A y en la Liga de Campeones, Moratti le dijo adiós.
 
 
Chelsea 2012-2013
Apesadumbrado y deseoso de volver a los banquillos tras más de un año de ausencia, Benítez accedió al llamado de Roman Abramovich para intentar encarrilar el tren que Roberto di Matteo no había sabido cómo mantener sobre los rieles tras ganar la Champions. 
 
“Por respeto a mi carrera en el Liverpool nunca tomaría ese trabajo, bajo ningún concepto”, había dicho con anterioridad sobre su posible marcha a Stamford Bridge. Más claro ni el agua: nunca digas nunca.
 
 
Benítez firmó como interino hasta el final de la temporada y consiguió satisfactoriamente los objetivos específicos de esa campaña, a pesar de que los hinchas le mostraron su desprecio sin tapujos. Pero los calló a todos, ganó la Copa de la UEFA (a la que habían sido condenados tras ser eliminados en la fase de grupos de la Champions) y consiguió incluirse entre los cuatro primeros.
 
Napoli. 2013-2015
En el San Paolo mantuvo el esquema muy ofensivo que había implantado su antecesor, Walter Mazzarri, quien no llegó a completar una campaña en el Inter. El Napoli ganó la Coppa Italia en la primera primavera con Benítez y acabaron en la tercera posición en la Serie A.
 
 
En la temporada siguiente perdieron el play off que daba acceso a la Champions ante el Athletic de Bilbao y continuos deslices a mitad de campaña vieron su oficina cerrarse tras dos años en la institución.
 
Real Madrid. 2015-2016
Quizás el trabajo soñado para él, pero la misma inestabilidad con la que Florentino Pérez maneja el club y que lo llevó al banquillo del Madrid tras despido de Carlo Ancelotti luego de una temporada en blanco, acabó pasándole factura a Benítez. 
 
 
Por desgracia, en el Madrid no puedes mantenerte sino con éxito constante y absoluto. Ser goleados por 4-0 ante el Barça en el Bernabéu y muchas dudas en el accionar del equipo, acabaron por cercenarle la cabeza el 4 de enero tras empatar en Valencia.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!