Horarios

Jue.Ene.27 6:00 PM EST
Jue.Ene.27 6:30 PM EST
Jue.Ene.27 8:00 PM EST
Jue.Ene.27 9:00 PM EST
Dom.Ene.30 2:30 PM EST
Dom.Ene.30 5:00 PM EST
Dom.Ene.30 7:00 PM EST
Mié.Feb.02 6:30 PM EST
Mié.Feb.02 9:00 PM EST
Mar.Feb.08 2:30 PM EST
Sáb.Feb.12 12:00 PM EST
Dom.Feb.13 8:30 AM EST
Dom.Feb.13 1:30 PM EST
Mié.Feb.16 9:55 PM EST
Sáb.Feb.19 9:30 AM EST
Sáb.Feb.19 12:00 PM EST
Dom.Feb.20 8:30 AM EST
Dom.Feb.20 1:30 PM EST
Vie.Feb.25 2:30 PM EST
Sáb.Feb.26 7:00 AM EST
Sáb.Feb.26 9:30 AM EST
Sáb.Feb.26 7:55 PM EST

Jürgen Klopp: ambición, lógica, deducción y suerte

 
LIVERPOOL, Inglaterra.- Desde que Rafa Benítez abandonó Anfield en el 2010, el banquillo del Liverpool se ha convertido en un verdadero asiento caliente para cada uno de sus inquilinos. El que recién lo abandonó, Brendan Rodgers, fue quien mejor manejó su temperatura, todo gracias a la ilusión que sembró en su segunda temporada en el club.
 
No sería de locos afirmar que el Liverpool tuvo una gran dosis de mala suerte con Roy Hodgson, Kenny Dalglish y hasta el propio Brendan Rodgers si lo analizamos desde la perspectiva del club. Todos, de cierta manera, tenían varios puntos a favor que los hacían adecuados para el cargo, aunque como ya sabemos, el azar está tan metido dentro del fútbol que a veces hasta los más grandes fracasan.
 
Antes de aceptar vincularse a la institución, Jürgen Klopp se aseguró de no tener en su camino ciertas piedras que minaron, sobre todo, la estancia de Rodgers. Quería, por sobre todas las cosas, tener la última palabra en materia de fichajes, asunto que se desconoce cómo se acabó manejando.
 
En el Liverpool existe un comité integrado por varios directivos donde se cavilan las incorporaciones, pero sólo con ver el rendimiento de ciertos traspasos en el pasado reciente del conjunto encontramos el porqué de las reticencias de Klopp.
 
Como él bien había afirmado días atrás, su próximo trabajo no tenía que ser obligatoriamente un club grande. “Hay otros proyectos de mitad de tabla más interesantes”, deslizó el ex entrenador del Borussia Dortmund sobre su posible nuevo destino. El Liverpool representa quizás ese reto de un gigante de nombre, -algo que de poco vale-, hundido en una mitad de la clasificación donde se rehúsa a estar.
 
PLANTILLA TIENE
Después de lo logrado en el Swansea, dudas no quedan sobre la capacidad de Brendan Rodgers para hacer funcionar a un equipo con moderados recursos y hacerlo elegantemente. Quizás el Liverpool se precipitó un poco en contratarlo, pero miremos a Guardiola, en su primera temporada en el Barça le cambió el rostro a un conjunto que en la campaña anterior acabó depauperado por Frank Rijkaard.
 
Klopp se enfrenta a una plantilla con buenos y polivalentes jugadores que le permite utilizar varios planteamientos, pero no se encuentra ajeno a esa gran dosis de suerte que no le garantiza el éxito.
 
El Borussia Dortmund que ganó dos ligas y llegó a la final de la Champions no fue, ni por asomo, un equipo sustentado en cimientos tan fuertes como, por ejemplo, los del actual Bayern Munich. En el Westfallenstadion primaba el futbol abierto y lleno de riesgos, sustentado en sólidas actuaciones de sus defensas centrales y de su delantero centro, elementos de los cuales el Liverpool adolece en su casi totalidad.
 
 
La experiencia acumulada durante su estancia en el Mainz y en el Dortmund le sirve, claro está, pero nos enfrentamos a una situación completamente diferente, donde Klopp va a tener que poner en práctica su razonamiento lógico deductivo y no tanto el aprendizaje concreto de su paso por las canchas alemanas. Esto la convierte en una tarea abrumadoramente compleja que no todos los buenos managers logran sortear con facilidad, menos aún con éxito.
 
El Liverpool se encuentra ahora en un estado bastante similar al vivido por el Dortmund  en la última temporada con Klopp, ese que lo llevó a abandonar la institución ante la imposibilidad de revertir su destino.
 
Pero ya sabemos que en el futbol las reglas no son absolutas y lo que falló un día al otro puede no hacerlo. Jürgen Klopp se encuentra ante la maravillosa oportunidad de conquistar “the English game” y hacerlo desde una perspectiva espectacular.
 
Presión y urgencia tiene, ambición le sobra y la suerte ya veremos si lo abraza o lo descarna.
 
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!