Eva Carneiro, la doctora que Mourinho no quiere en el campo