Horarios

El Tottenham vive un período incierto sin Harry Kane y lo frustra la falta de gol

LONDRES, Inglaterra.- El Tottenham Hotspur se enfrenta a la vida sin Harry Kane y al freno que esto ha supuesto sobre el progreso que Mauricio Pochettino desea experimentar en el equipo. El conjunto mantiene la misma solidez defensiva de la campaña anterior, el mismo frenetismo para circular la pelota y generar ocasiones de gol, pero sin su delantero centro se ahoga al llegar al arco contrario.
 
Pochettino le ha dado la oportunidad a Vicent Janssen, el delantero holandés recién fichado en el pasado verano, de asumir el reemplazo de Kane, pero apenas ha anotado un solo gol en todo lo que va de temporada. Como detalle adicional ese único tanto lo convirtió ante el Gillingham de penal por la Copa de la Liga. 
 
 
Por lo tanto, el manager argentino también se ha inclinado por utilizar la capacidad de penetración de un extremo/interior como Son Heung-Min y el coreano ha anotado cinco goles en siete partidos, promedio mucho mejor que el de Janssen.
 
Pero no es suficiente. Un equipo que pretende luchar por todos los torneos que disputa en cualquier momento puede verse en una sequía goleadora si no tiene un centro delantero potente y confiable como Kane. Esta racha anotadora de Son puede terminar en cualquier momento y aun con el coreano a tope los Spurs no han ganado ninguno de sus dos últimos partidos, los empates ante el West Brom por la Premier League y ante el Bayer Leverkusen por la Liga de Campeones.
 
 
El otro hombre que le imprime al Tottenham una dinámica parecida a la de Son es Dele Alli. Pochettino le ha dado la libertad total para sumarse al área como un atacante más cuando el conjunto tiene la pelota pues detrás de él se queda Victor Wanyama resguardando la fracción más defensiva del centro del campo. Como los Spurs se encuentran en un momento de tanta confianza en sí mismos y el trabajo defensivo funciona a la máxima precisión, Pochettino puede tomarse la licencia de explotar ese factor X que Alli posee y que lo puede llegar a convertir en un mediocampista con la misma capacidad goleadora de Frank Lampard o Steven Gerrard. No en vano en su primera campaña en la Premier League, a los 19 años, marcó 10 tantos.
 
 
Pero el propio Alli sabe que aún necesita perfeccionar su definición. Aunque anota goles importantes y de bella factura como el segundo ante el Manchester City, también falla repetidamente pelotas cantadas. Ahora que Kane no está estos fallos duelen aún más y él mismo sabe que su equipo espera más de él frente al arco contrario.
 
Contra los Baggies anotó el agónico gol del empate casi sobre el final, pero antes había errado un mano a mano frente a Ben Foster, síntoma de que aún no tiene la frialdad mental necesaria para encarar una situación de tanta presión. Contra el Leverkusen también erró una ocasión cantada.
 
Alli reconoce que desea romper la cantidad de goles que anotó en la campaña pasada y la única manera de hacerlo es siendo más clínico en el último toque. “Ahora mismo pudiera tener más de diez goles en esta temporada si hubiera marcado todas las oportunidades que he fallado. Tengo que mejorar”, admitió.
 
 
Alli fue el jugador que más veces remató a puerta en la Eurocopa 2016 (12) sin que ni uno solo de esos disparos acabara entre los tres palos.
 
Por supuesto, tampoco es cosa sencilla. Si Alli se hubiera formado como delantero centro entonces ahora quizás no estaría lamentando tantas oportunidades falladas. Por suerte o por desgracia no lo hizo, pero ahora su equipo necesita de su habilidad innata para romper las redes contrarias y de que asuma con una madurez anormal para su edad la libertad y la gigante responsabilidad que Pochettino ha colocado sobre sus hombros.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!