Horarios

El Leicester encara el título de la Premier League tras una semana libre

LEICESTER, Inglaterra.- Luego de la derrota ante el Arsenal en la última fecha de la Premier League hace dos semanas, la vida para el Leicester ha transcurrido mucho más pacífica que para el resto de sus rivales por el título. Todos ellos han tenido acción en la FA Cup y en Europa, mientras que los hombres de Ranieri han gozado de una semana de vacaciones.
 
Puede analizarse como una pausa necesaria para recuperarse mentalmente tras el tanto de Danny Welbeck en la última jugada del partido, o demasiado tiempo libre que lejos de mantenerlos concentrados, puede haberlos sacado de ritmo.
 
 
Pero hasta ahora el principal aliado del Leicester ha sido justamente su falta de presión, algo que es el mayor enemigo de sus oponentes. Vardy y compañía comienzan a sentir que el título es cada vez más posible y si tras este lapso lograron desprenderse del pesimismo generado por la derrota ante el Arsenal, solo un cambio repentino en su forma y en su suerte puede alejarlos del grito grande de mayo.
 
            EL ÉXITO ES UN VIAJE: Vardy: "Lo estamos disfrutando"
 
La plantilla se incorporó a los entrenamientos el lunes luego de una semana libre, pero controlada y activa, donde los jugadores no descuidaron su forma física y fueron monitoreados a través de un GPS.
 
“Evaluamos los resultados y han respetado el programa que les dimos. Son jugadores muy profesionales”, dijo Ranieri sobre el comportamiento de los futbolistas en las vacaciones.
 
 
Vardy, por ejemplo, se fue a Dubai y amamantó a un tigre, mientras que Danny Simpson prefirió zambullirse en el océano.
 
“He visto el beneficio. Regresaron en la misma forma en que se fueron. Han recargado las pilas y no han signos de retroceso”, añadió el técnico italiano.
 
El Leicester recibe al Norwich este sábado en el inicio de una racha de nueve partidos aparentemente asequibles antes de medirse al Manchester United, al Everton y al Chelsea en las últimas tres fechas, partidos que tampoco aparecen como demasiado complicados. Ya no se volverán a enfrentar a ninguno de los rivales directos por la corona.
 
Ranieri, tradicionalmente muy férreo en el control de sus jugadores, admitió que ha cambiado. “Creo que mi fortaleza reside en adaptarme a cada situación. En el Leicester, desde el inicio, sentí algo especial. Lo más que había dado antes eran tres días… cuando estaba loco!”, concluyó.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!