Horarios

Vie.Sep.25 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.26 12:00 AM EDT
Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Mar.Oct.06 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT

El Arsenal sitia al Liverpool, pero no le puede marcar

 
El conjunto de Wenger asedia abrumadoramente el área de Mignolet, pero no puede marcar. Acaban empatando a cero.
 
LONDRES, Inglaterra.- El Arsenal sigue sin ganar en casa en la Premier League. Aunque el partido de hoy ante el Liverpool no fue tan desastroso como el debut ante el West Ham, no deja un sabor completamente agradable. Cada vez es más fino y más elegante su juego de pases cortos y la fulgurante velocidad de sus piezas en ataque es realmente lúcida, pero el gol es imprescindible para convertirlos en un serio aspirante al título y siguen careciendo de él.
 
Fue un partido de grandes contrastes. El Liverpool fue mucho mejor en la primera parte, pero no existió en la segunda. El Arsenal fue ampliamente superado en los primeros 45 minutos y dominó abrumadoramente en el complemento.
 
En la primera mitad el Arsenal no renunció a su estilo de posesión y pases cortos, pero el Liverpool fue doblemente efectivo a la hora de anularlo y de llevar mucho peligro a la portería de Petr Cech. Lograron poner en práctica ese tipo de fútbol del cual Rodgers habló tanto en la semana, explotando los espacios que el Arsenal dejaba en su retaguardia y beneficiándose de la torpeza en la salida de sus centrales.
 

 
 
Esa superioridad del Liverpool fue posible por la presencia de un mediocampo muy polivalente y muy funcional. Lucas fue el hombre fijo por delante de la defensa, Emre Can ejecutó las funciones del ausente Jordan Henderson y James Milner apareció donde se le necesitaba, aunque también encontró libertad para penetrar por el extremo derecho.
 
Fue un partido muy difícil para el Arsenal por la ausencia de sus dos centrales titulares, Koscielny y Mertesacker. A Wenger no le quedó más remedio que colocar a Gabriel y a Calum Chambers, pero no reforzó la fracción defensiva de su mediocampo para protegerlos. Por eso el Liverpool se dio banquete en el último tercio, algo que Rodgers explotó muy bien al colocar a tres hombres muy hábiles en la zona, Coutinho, Firmino y Milner. 
 

 
Lejos de sobrepreocuparse por la calidad de la posesión del Arsenal y poblar su mediocampo, -algo que le iba a resultar muy difícil hacer por las ausencias de Henderson y Joe Allen-, fue decidido a sacar provecho de la vulnerabilidad de su rival.
 
Coutinho remató dos veces a la madera y Petr Cech le atajó un remate a Benteke en la boca del arco. El belga sigue sin producir a pesar de contar con jugadores muy creativos detrás de él. Mal síntoma.
 
Pero en la segunda mitad el panorama resultó completamente a la inversa. Sólo existió un equipo en la cancha, el local, pero el cerco no pudo traducirse en gol.
 

 
El Liverpool sufrió para salir del encierro en su propia área y Benteke vivió los 45 minutos más solitarios de su vida. Si en realidad hubiera tenido esa capacidad para retener el balón de la cual tanto habló Rodgers el fin de semana, la historia quizás hubiera sido un poquito diferente.
 
El cansancio minó el rendimiento de Lucas, quien acabó atribulado y sustituido a los 75 minutos. Milner tuvo que redoblar su presencia y las bandas se convirtieron un verdadero tedio tanto para Nathaniel Clyne como para Joe Gomez, quien acabó siendo amonestado por tercer partido al hilo. Alexis Sánchez, Aaron Ramsey y Mesut Özil aparecieron por todos lados, pero no pudieron conectar entre sí con la suficiente precisión para vencer a una aterrada defensa visitante.
 
Ambos equipos pueden rescatar buenas sensaciones de este choque, pero ninguno de manera absoluta. Lo mejor de todo acabó siendo el espectáculo. 
 
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!