Horarios

Amenaza de bomba: ¿Qué ocurrió en Old Trafford en la última fecha de la Premier League?

MANCHESTER, Inglaterra.- El partido entre el Manchester United y el Bournemouth de la fecha 38 de la Premier League fue suspendido en Old Trafford poco antes de su comienzo
 
Veinte minutos antes de las tres de la tarde hora local, momento en que debía iniciarse, las autoridades de seguridad fueron advertidas de un paquete sospechoso encontrado en el cuadrante noroeste del estadio y las dos tribunas aledañas a esa zona fueron evacuadas de inmediato.
 
Mientras, los hinchas ubicados en los otros dos costados permanecieron en sus asientos, aunque muy atentos a lo que ocurría frente a ellos. Los jugadores se mantuvieron en los vestuarios y no abandonaron el recinto en ese instante.
 
 
A las 3:05 de la tarde la Premier League anunció que el encuentro quedaba oficialmente suspendido y que no se jugaría hoy. Aunque Old Trafford se mantenía en calma, todavía no se había determinado la naturaleza del paquete encontrado. Las personas aún presentes en las gradas comenzaron a marcharse ordenadamente.
 
 
Pronto llegaron varios perros y comenzaron a olfatear el área donde se había descubierto el misterioso objeto.
 
 
Instantes después arribó a Old Trafford un escuadrón anti-bombas, dando a entender que se produciría una explosión controlada. El departamento de policía del Gran Área de Manchester lo confirmó posteriormente.
 
 
Los jugadores aún no abandonaban el estadio, pero se mantenían bien seguros en una suite. Poco después el Bournemouth se retiró en un ómnibus, mientras que los del Manchester United poco a poco tomaron la salida en sus autos personales.
 
Entonces arribaron a Old Trafford varios camiones de bomberos y la policía confirmó la presencia de un artefacto explosivo increíblemente real, aunque minutos después informaron que no hubiera podido provocar una explosión por sí mismo.
 
 
 
 
Diversos reportes indican que el paquete era un teléfono pegado a una tubería y con varios cables colgando. Un hincha lo descubrió en uno de los baños en la zona en cuestión.
 
El partido fue suspendido cuando la policía le informó a las autoridades de la Premier League que necesitaría varias horas para poder lidiar con el asunto y neutralizar la posible amenaza. Otros reportes aseguran que oficiales anti terroristas británicos se desplazaron rápidamente a Old Trafford para monitorear la situación.
 
El Manchester United estaba consciente de que podía ser blanco de acciones terroristas pues el estadio alberga a 75,000 personas. Por eso se habían tomado extremas medidas de seguridad para prevenir la entrada de cualquier objeto sospechoso y a partir de ahora se harán aún más fuertes.
 
 
Este suceso ocurre sólo días después de que el servicio de inteligencia doméstico de Gran Bretaña, el MI5, subió de moderado a sustancial el riesgo de sufrir un atentado terrorista por la actividad de grupos disidentes de Irlanda del Norte. El Reino Unido libró durante tres décadas con este tipo de acciones encabezadas por los separatistas de Belfast y el Ejército Republicano Irlandés (IRA).
 
La Premier League anunció horas más tarde en la propia tarde del domingo que el encuentro se disputará el martes a las 3 de la tarde hora del este de los Estados Unidos.
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!