Horarios

Jue.Oct.29 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Mar.Nov.03 12:00 AM EST
Vie.Nov.06 12:00 AM EST
Mar.Nov.10 12:00 AM EST
Mié.Nov.11 12:00 AM EST

Londres, 18 oct (EFE).- El argentino Sergio Agüero destripó hoy al Tottenham con cuatro tantos (4-1), dos de ellos de penalti, y se alzó como máximo goleador de la historia del Manchester City en la liga inglesa. El "Kun", que pudo aumentar su cuenta pero falló un tercer penalti, acumula 61 goles en 95 partidos de Premier y desbanca en lo alto de la lista de anotadores del City a su compatriota Carlos Tévez, que en su paso por el Etihad sumó 58 tantos en 113 partidos. Agüero firmó su hazaña en un encuentro que se desbocó desde el primer minuto, en el que se lanzaron cuatro penaltis, un hito nunca visto en la primera división inglesa desde que se dio por ultima vez hace catorce años, en un Bradford-Derby. El español Roberto Soldado falló desde los once metros, en la segunda parte, la mejor oportunidad de la que disfrutaron los "Spurs" de Mauricio Pochettino de equilibrar el marcador. Antes, tan solo habían logrado inquietar a los de Manuel Pellegrini con el gol que logró el danés Christian Eriksen al aprovechar un desliz de la defensa local. También falló esta tarde en diversas ocasiones la última línea del Chelsea, que sufrió más de lo esperado para solventar el duelo a domicilio ante el modesto Crystal Palace (1-2) y mantenerse invicto al frente de la tabla, con cinco puntos de ventaja sobre los "citizens". El brasileño Oscar, de falta directa en el primer tiempo, y el español Cesc Fàbregas, que firmó su primer gol en liga con la camiseta "blue" al cerrar una jugada colectiva en la segunda parte, aseguraron los tres puntos para los de José Mourinho, que vieron como el inglés Fraizer Campbell cerraba su buena actuación de esta tarde con el gol del honor para los locales al filo del minuto 90. En el tercer puesto de la tabla, por detrás el Chelsea y el City, se ha asentado el Southampton del holandés Ronald Koeman, que liquidó con un 8-0 a un Sunderland que contribuyó a su propia derrota con dos goles en propia puerta. Los aficionados del St Mary's Stadium vibraron con la primera goleada con más de ocho tantos que se ha visto en la Premier desde el Chelsea-Aston Villa de diciembre de 2012 (también 8-0), que deja al Southampton con 16 puntos, a uno de los de Pellegrini y a seis de los de Mourinho. Sufrieron esta tarde, en cambio, los hinchas del Arsenal que se acercaron al Emirates Stadium a pesar de la fina lluvia que caía al noreste de Londres. Sin el alemán Mesut Özil, lesionado, los "gunners" se agarraron a un inspirado Alexis Sánchez para salvar un punto en el último suspiro (2-2 ante el Hull). El chileno había abierto el marcador en el primer tiempo con una brillante jugada personal por la derecha, pero el Hull remontó esa ventaja gracias a los goles del senegalés Mohamed Diamé y el uruguayo Abel Hernández, que se aprovecharon de las carencias de la defensa local para complicarle la tarde a Arsène Wenger. Los "gunners", que solo han terminado con el marcador a cero uno de los ocho encuentros que han disputado esta temporada en la Premier, lograron el empate con el minuto noventa cumplido gracias a la astucia de Alexis, que burló a varios defensas para dejarle un pase milimetrado al inglés Danny Welbeck para que fuera él quien sellara el definitivo 2-2. En otros encuentros de la octava jornada, el recién ascendido Burnley se hundió un poco más en los puestos de descenso al perder ante el West Ham por 1-3, mientras que el Everton se mantiene en mitad de la tabla tras arrollar al Aston Villa (3-0), que parece haber perdido el impulso ganador con el que abrió la temporada. En Newcastle, las dudas sobre la seguridad del nuevo marcador instalado en St James' Park obligaron a retrasar una hora el inicio del partido ante el Leicester, que se acabaron llevando los locales por 1-0.

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!
 
[