Horarios

Sáb.Jul.02 5:00 PM EDT
Sáb.Jul.02 6:00 PM EDT
Sáb.Jul.02 8:00 PM EDT
Sáb.Jul.09 7:00 PM EDT
Sáb.Jul.09 10:00 PM EDT
Mié.Jul.20 9:00 PM EDT
Mié.Jul.20 10:00 PM EDT
Jue.Jul.21 12:00 AM EDT
Sáb.Jul.30 9:00 PM EDT
Sáb.Jul.30 10:00 PM EDT
Dom.Jul.31 12:00 AM EDT

Honda Civic 2022: Lo más alto del segmento

A lo largo de sus casi 50 años de historia, el Civic ha sido muchas cosas. Ha sido un auto económico, ha sido sedán, coupé y hatchback, también ha sido híbrido y hasta deportivo. Su multifacética trayectoria da como resultado al Honda Civic 2022, una undécima generación que vuela por lo más alto del segmento compacto, con la meta de ser el mejor... cueste lo que cueste. Lo tuvimos a prueba.
 
Hablemos de diseño. Honda parece romper el molde de sus Civic cada dos generaciones. La sexta y la séptima guardaban cierto parecido, y el de octava y novena compartían estilo. La décima generación dio un gran salto de diseño, que hoy la undécima generación lleva a un nuevo nivel de madurez.
 
 
 
Su apariencia claramente toma algunos aspectos de la generación pasada, como los faros horizontales integrados a una parrilla no muy grande, pero sí salida del frente para enfatizar lo bajo del cofre.
 
El diseño de sus piezas principales —faros, calaveras y parachoques— me parece un tanto conservador; el encanto de este Civic en realidad está en las proporciones. El cofre se nota abultado y considerablemente más largo, como si intentase imitar la silueta de un gran turismo, aunque con una tapa de cajuela más marcada, dando como resultado un estilo bastante atlético.
 
Cuando una marca habla de interiores minimalistas, lo que espero encontrarme es lo que plantea el Honda Civic 2022: no quitar botones sólo por quitarlos, sino simplificar su uso. La cabina me parece casi perfecta en cuanto a diseño funcional —de estética hablamos luego— por la cantidad correcta de botones en el lugar adecuado, un volante fácil de manipular y un cuadro de instrumentos de fácil lectura, que aprovecha bien su pantalla de 10.2" para mostrar todo tipo de información y mensajes.
 
Como tope de gama se presenta la versión que probamos, llamada Touring, que completa la oferta con sensores de proximidad, cargador inalámbrico, sonido Bose de 12 bocinas, cuadro de instrumentos digital y todas las asistencias de la suite Honda Sensing.
 

 
Esa carga tecnológica es lo que hace tan interesante al Civic Touring. Sus asistencias de conducción son las más completas y refinadas de la categoría. Tiene control de velocidad crucero adaptativo con función de seguimiento a baja velocidad —ideal para el tráfico—, que crea una experiencia de manejo semiautónomo combinado con el asistente de mantenimiento de carril capaz de seguir el trazado de las líneas. Se suman freno autónomo de emergencia —que ya no es nervioso como otros Honda/Acura— y asistente de luces altas automáticas.
 
El único aspecto a tener en cuenta es el sistema Honda LaneWatch. Como lo he dicho en ocasiones anteriores: es de gran ayuda para cambiar de carril porque proyecta su cámara en la pantalla del auto, pero sólo funciona del lado derecho, pierde visibilidad con la lluvia, elimina el mapa al activar la direccional y definitivamente no reemplaza a un monitor de punto ciego porque no ofrece asistencia del lado izquierdo.
 
En general, la configuración de equipamiento del Honda Civic 2022 es muy completa, pero al ser —con diferencia– el más costoso de su categoría, no debería admitir ninguna ausencia. Quedó a deber un espejo retrovisor electrocrómico, vidrios traseros de un toque, sensor de lluvia y ductos centrales de aire acondicionado para las plazas traseras.
 
Y ya hablando de plazas traseras, platiquemos del espacio. Sigue siendo uno de los compactos más amplios, con muy buen lugar para piernas y un espacio para cabeza adecuado. La cajuela, por su parte, ofrece una capacidad de 408 litros. Suficiente, aunque no brillante.
 
El motor también contribuye a la experiencia. Es una evolución del mismo motor turbo de 1.5 litros de la generación anterior, con algo más de potencia y notablemente más par. Con 176 hp y 177 lb-pie, el Civic 2022 se mueve con soltura.
 
Tiene la gran ventaja de casi no tener turbolag, por lo que puede ganar velocidad con un ligero roce de acelerador, sin que el tacómetro deba rebasar las 2,000 revoluciones. Si no existiera un KIA Forte GT con 200 hp, el Civic sería el compacto más rápido de la categoría... aunque su precio lo pone en un lugar incómodo frente a los 230 hp del Volkswagen Jetta GLI.
 
El único elemento agridulce en su configuración mecánica es la transmisión CVT. No es mala. De hecho me parece de las CVT más refinadas y que mejor simulan los cambios, pero una automática tradicional hubiera explotado mucho mejor el lado dinámico del auto. La caja CVT sólo cumple, aunque no es tan rápida como a veces queremos. La solución es anticiparse y activar el modo manual desde las paletas de cambio.
 
Quien se compró un Civic hace 20 años no es la misma persona que se lo compra hoy. Su cliente de hace dos décadas tenía otras prioridades y quizá hoy va por un Accord o algún Acura; su cliente contemporáneo busca tecnología de punta, un manejo que no miente cuando promete diversión y acabados interiores de primer nivel.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Cadillac CT4: Un sedan muy deportivo

Toyota Camry 2021 Renovado y muy potente

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!