Horarios

Mar.Sep.22 12:00 AM EDT
Mié.Sep.23 12:00 AM EDT
Vie.Sep.25 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.26 12:00 AM EDT
Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.03 12:00 AM EDT

Dodge Charger SRT Hellcat Widebody 2020, un muscle car con desempeño espectacular

El Dodge Charger es uno de esos autos que además de lucir bien, tienen historia. El modelo original de este deportivo, tiene cuerpo de coupe y performance de ‘muscle car’. Seguramente la versión que más viene a la mente cuando uno piensa en este modelo es el General Lee que manejaban los protagonistas de la serie ‘Dukes of Hazzard’.
 
 
Pero desde que Dodge reintrodujo al Charger en la industria en el año 2006 el auto dejó de ser un coupe y se convirtió en un cuatro puertas, aunque la esencia y el estilo siguen siendo el mismo.
 
El diseño retro está bien logrado con su parrilla amplia y los faros dobles, las curvas y sobre todo el alerón trasero con los rines de 20 pulgadas que complementan el paquete deportivo. El capó con inducción de aire y los dos extractores de calor ayudarán a mantener el motor refrigerado incluso al operar a máxima potencia.
 
Pero el alma de este modelo es sin duda el motor capaz de causar estragos en la pista con hasta 707 caballos de fuerza y 650 libras-pie de torque. El HEMI SRT V8 de 6.2 litros le permiten acelerar de 0 a 60 millas por hora en apenas 3.6 segundos e impulsa las enormes ruedas con igual potencia una vez que se alcance velocidad crucero. Esto es 2.1 segundos más rápido que el Charger SRT 2019. El consumo de gasolina de 16 millas por galón en ciudad y 25 en carretera no me pareció exagerado para un motor de estas características.
 
Por dentro, el Dodge Charger mantiene el estilo recio en el tablero central con detalles y emblemas de la serie especial en los asientos.
 
Además, combina las sutilezas de la modernidad, como los asientos de piel, su equipo de sonido Boston de 276 vatios, los frenos ABS, el sistema ESP de control de la presión de los neumáticos y, lo mejor de todo, el equipo de navegación por DVD con pantalla en la consola central que es parte del sistema Uconnect que integra GPS, audio y telefonía por medio de voz.
 
El Dodge Charger SRT® Hellcat Widebody incluye ruedas nuevas de 20x11", neumáticos Pirelli® 305/35ZR20 más anchos, mordazas de freno delanteras de seis pistones con rotores de freno de dos piezas y frenos traseros de cuatro pistones de altísimo desempeño. No hay duda de que podrás frenar en seco.
 
Tiene muchísimos compartimentos para guardar cosas en la parte delantera, lo cual resulta muy cómodo cuando uno se sube y tiene donde dejar celular, billetera y una lata de gaseosa sin tener que amontonarlos uno encima del otro.
 
No me gusto…
 
El sistema Uconnect es poco intuitivo. La navegación por medio de la pantalla touschscreen necesita acostumbramiento para poder realizarla.
Me lo compro…
 
El Dodge Charger debe ser el único sedán que podría considerarse un ‘muscle car’ y brinda un desempeño espectacular.
 
De todas formas solo me inclinaría por esta versión con motor V8 de 6.2 litros, ya que los modelos con motor V6 aparentan ser algo que no son.
 
El precio de $69,645 que marcaba nuestro modelo es con el equipo full que contaba nuestro vehículo de pruebas.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!