Horarios

Dom.Sep.26 1:00 PM EDT
Dom.Sep.26 11:30 PM EDT
Dom.Oct.03 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 5:55 PM EDT
Sáb.Oct.23 9:00 PM EDT

BMW M4, más potencia, más carácter, más energía

El BMW M4 2021 es la segunda generación de la variante más deportiva del Serie 4. Cuenta con un motor de seis cilindros y 3.0 litros que ofrece dos niveles de potencia, 480 y 510 caballos. El segundo es el único que se vende en nuestro país por un precio de salida de 113.200 euros.
 
Se trata de la versión Competition, que además lleva siempre un cambio automático que cambia el doble embrague por un convertidor de par. Está disponible tanto con sistema de propulsión como con tracción total xDrive.
 
El BMW M4 es la variante más capaz del Serie 4. Este 'model year' 2021 es la segunda generación que nace, y se presentó el pasado 23 de septiembre de la mano del BMW M3 2021.
 
 
 
 
El M4 2021 recibe un paragolpes y tomas de aire específicos, además de adaptar la ya característica parrilla del Serie 4. En la zaga cuenta con un spoiler, difusor y cuatro salidas de escape agrupadas en dos grupos de dos. Los pasos de rueda ganan branquias M y recibe extensiones laterales en los laterales y un techo de plástico reforzado con fibra de carbono.
 
El paquete opcional M Carbon hace de la fibra de carbono la gran protagonista, puesto que piezas como el difusor, las carcasas de los retrovisores o el alerón dispuesto sobre la tapa del maletero vienen en este material.
 
A España tan sólo llega la versión Competition, lo que hace que detalles como la denominación del vehículo vengan en color negro. La parrilla también está así decorada, lo que aporta un extra de agresividad.
 
Los colores disponibles para la carrocería son el amarillo Sao Paulo, el rojo Toronto metalizado, el verde Isla de Man, el blanco Alpine, el negro Sapphire metalizado, el gris Skyscraper metalizado, el gris Brooklyn metalizado y el azul Portimao metalizado.
 
Las llantas son siempre de mayor tamaño en el eje delantero que en el trasero. De serie son de 18 y 19 pulgadas, respectivamente, aunque como opción se pueden aumentar una pulgada en cada caso.
 
Las pinzas de freno vienen coloreadas en negro, azul o rojo. En el caso de ser doradas significa que el coche equipa los frenos carbocerámicos.
 
 
Las ópticas delanteras son full led de serie, aunque como opción se pueden equipar unos faros de led adaptativos con luz láser.
 
El BMW M4 2021 presume del BMW Live Cockpit Professional, que cristaliza en un panel de instrumentos totalmente digital y una pantalla táctil digital que preside la consola central. Ambas ofrecen gráficos específicos de esta versión. El sistema multimedia permite control gestual, por voz y a través del mando específico dispuesto en la consola central.
 
Los asientos, deportivos y con el sello M, se ofrecen de serie con un acabado específico de cuero. Son opcionales unos asientos tipo bacquet hechos en fibra de carbono, lo que no les impide tener regulación eléctrica. Son los que hemos probado y resultan más cómodos de lo que a priori parece. Además ofrecen un gran agarre en cualquier situación.
 
La unidad del BMW M4 que hemos probado contaba con el M Race Track Package y con el M Carbon Package. De esta forma en el interior también se encontraban algunas piezas hechas en fibra de carbono como las levas situadas tras el volante, cuyo dorso está compuesto de una goma de color rojo que permite el mejor agarre. El volante, por cierto, cuenta con el típico aro grueso de los M de BMW, que permite un agarre perfecto incluso a la hora de llevar a cabo la conducción más dinámica.
 
Justo encima de los radios centrales del volante aparecen los botones M1 y M2, que funcionan como dos accesos directos a otras tantas configuraciones de los parámetros personalizables que previamente haya preparado el conductor.
 
En la consola central se encuentra el botón de arranque y una serie de mandos físicos destinados a controlar funciones importantes del vehículo. El llamado M Mode permite cambiar el modo de conducción, mientras que el identificado como Setup permite personalizar los diferentes parámetros que BMW deja a elección del conductor.
 
Se refieren a la respuesta del motor, a la dureza de la suspensión, al tacto de la dirección y al tacto del freno. También se puede configurar el control de tracción en diez posiciones diferentes, aunque para ello hay que desconectar el control de estabilidad.
 
Entre la consola central y los mandos físicos para el climatizador se encuentra un hueco en el que está ubicada la superficie de carga inalámbrica para móviles.
 
Como opcional puede incluir un sistema head-up display.
 
La fila trasera tiene capacidad para dos pasajeros.
 
El maletero tiene una capacidad de 440 litros.
 
Los accesorios M Performance llegan para darle un aspecto aún más radical a la versión Competition del M4. Entre los elementos que afectan a las partes mecánica y dinámica del coche aparecen un nuevo sistema de escape de titanio que ahorra cinco kilos respecto al de serie, además de aportar un sonido más contundente.
 
También aparece una suspensión deportiva que permite reducir la altura de la carrocería entre cinco y 20 milímetros, a lo que se suman unas nuevas pastillas de freno deportivas que permiten detener el vehículo en menos tiempo.
 
Los componentes exteriores que ofrece el programa M Performance tienen en el polímero reforzado con fibra de carbono a su principal protagonista. Aparecen un divisor delantero de carbono M Performance y los Aero Flicks M Performance de carbono en el frontal, los Air Breathers de carbono en el lateral y unos winglets de carbono en la parte trasera, donde también se añaden un prominente alerón trasero y un difusor de aire. La carrocería puede además decorarse con las pegatinas Motorsport de M Performance y sus típicos colores azul, rojo y morado.
 
El paquete de accesorios M Performance ofrece varios juegos de llantas específicas que se mueven entre las 19 y las 21 pulgadas de tamaño. Algunas están orientadas a ofrecer el máximo agarre y otras, en esta ocasión sólo de 19 pulgadas, preparadas para utilizar junto a unos neumáticos de invierno.
 
El interior del BMW M4 Competition también puede adquirir un aspecto más deportivo si cabe con los accesorios M Performance. Se pueden añadir elementos como una moldura del estribo de la puerta M Performance en carbono con las letras de colores M Performance, acabados que combinan el carbono y Alcantara, rodilleras M Performance de Alcantara en la consola central, volante M Performance Pro de Alcantara con tapizado opcional de carbono y Alcantara o carbono y piel, levas del cambio M Performance o un juego para los proyectores led de las puertas. Por último se puede solicitar la funda para llaves M Performance acabada en Alcantara de alta calidad.
 
Montarse en un M de BMW, da igual cual, es algo que todo aficionado al mundo del motor ha de hacer, al menos, una vez en su vida. Y si es en un mito como el M3 –o M4, después de que la marca decidiese dividir el modelo en dos en función de su carrocería, mejor.
 
Puede que su interior no sea el más vanguardista del mercado, o que esa enorme parrilla no convenza a todo el mundo –no es el caso–, pero es innegable que a la hora de crear coches deportivos pocos hay como estos alemanes.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!