Horarios

Alfa Romeo Giulia 2020, potencia y seducción en un deportivo

Con la prueba del Alfa Romeo Giulia 2020 descubrimos en qué cambia la actualizada berlina. Una renovación con la que la berlina de Alfa Romeo recibe una serie de cambios que afectan principalmente a su habitáculo y al equipamiento.
 
Por fuera, exceptuando los detalles de los nuevos acabados y los colores inéditos, nada cambia. Y eso es una muy buena noticia, pues sigue siendo un modelo tan atractivo como el primer día.
 
Al Alfa Romeo Giulia lo vimos por primera vez en el verano de 2015. Llegó al mercado un poco más tarde, ya en 2016, pero desde entonces se ha mantenido prácticamente inalterado. Hasta ahora, pues de cara a 2020, cuenta con una serie de mejoras en los apartados en los que no destacaba especialmente. Cuestiones como el sistema de información y entretenimiento, los asistentes de conducción o algunos detalles de acabado del habitáculo.
 
 
 
 
Para empezar esta prueba del Alfa Romeo Giulia 2020, veamos qué cambios presenta. De entrada, la gama cuenta con una nueva selección de acabados. La marca ha querido facilitar la elección del cliente estructurando la oferta con versiones orientadas al lujo o a la deportividad. El básico, denominado Super, dispone de nuevos tapizados de tela y de unas llantas de aleación diferentes con 17 pulgadas de diámetro.
 
Tanto el Super como el resto de versiones cuentan con mejoras comunes de las que te hablo más abajo. Pero ya desde este acabado equipa de serie elementos como los sistemas de ayuda a la conducción de frenado automático, el aviso de salida de carril, el control de crucero, los faros de xenón o los sensores de aparcamiento traseros.
 
Sobre este, podemos optar por una terminación de corte todavía más ‘premium’ denominada Ti, que fue el que tuvimos el gusto de manejar. Estas siglas (de “Turismo Internazionale”) identifican al Giulia 2020 más lujoso de la gama. Presenta un habitáculo con elementos decorativos de madera y un tapizado de piel de alta calidad que cubre prácticamente todas las superficies y detalles como los asientos delanteros con ajuste eléctrico y calefacción. Por fuera, luce más atractivo gracias a unas llantas de 19” o los marcos cromados de las ventanillas y presenta unos logotipos identificativos en las aletas delanteras.
 
 
Para los que busquen una imagen exterior e interior más deportiva, Alfa Romeo ha dispuesto el Giulia Sprint y el Giulia Veloce. Ambos presentan un aspecto más musculoso, gracias entre otras cosas a unas llantas de 18 y 19 pulgadas (Sprint y Veloce, respectivamente); con un habitáculo que cuenta con volantes deportivos y detalles en ‘Dark Miron’ y fibra de carbono.
 
La oferta mecánica, que permanece intacta, está compuesta por un motor 2.0 turbo de gasolina con 200 o 280 caballos de fuerza. Todos están asociados a una caja de cambios automática de ocho velocidades, con tracción trasera de gasolina de 200 y tracción a las cuatro ruedas para los de 210 y 280 CV. Los Giulia Ti y Giulia Veloce solo puede combinarse con motores más potentes.
 
Otra novedad importante es la oferta de colores exteriores, que están divididos en cuatro categorías. Los más discretos son los ‘Solid’, que incluyen el Blanco, el Rojo Alfa y el Negro. Los ‘Competizione’, en referencia a la tradición deportiva de Alfa Romeo, incluyen las pinturas tricapa Blanco Trofeo y Rojo Competizione.
 
Los ‘Metal’ son el Verde Visconti, el Gris Vesuvio, el Gris Stromboli, el Gris Silverstone, el Gris Vulcano, el Azul Misano, el Azul Montecarlo y los nuevos Azul Anodizzato y Blanco Lunare. Por último, están los colores ‘Old Timer’, que evocan el legado histórico de la compañía y están inspirados en algunos de los colores más icónicos de su pasado. Son dos en concreto, el Ocre Junior GT que luce la unidad de las fotografías y el Rojo Villa d’Este 6C.
 
 
 
 
El habitáculo del coche de la prueba, el Alfa Romeo Giulia 2020, cuenta con diversos cambios con los que se mejora la usabilidad y la calidad percibida. Han rediseñado la consola central, que ahora cuenta con huecos portaobjetos más grandes y puede integrar debajo del apoyabrazos un práctico cargador inalámbrico para teléfonos móviles. El diseño de la palanca de cambios también es diferente, con un tacto mejorado y los colores de la bandera italiana en su base.
 
Han mejorado el tacto del mando rotatorio desde el que se maneja el sistema de información y entretenimiento y en general, se aprecian unos ajustes superiores en todo el interior. Cambia también la pantalla multimedia, que ahora es táctil, ofrece un tamaño de 8,8 pulgadas y tiene un sistema operativo de nueva generación desarrollado por Marelli. La pantalla TFT del cuadro de mandos, situada entre los relojes analógicos, mantiene sus 7 pulgadas pero presenta grafías rediseñadas.
 
El sistema multimedia es compatible con Android Auto y Apple Car Play y puede configurarse según tus preferencias. Integra los servicios conectados de la marca, denominados Alfa Connected Services, que liga las capacidades de este sistema con tu teléfono móvil. Desde él podrás por ejemplo conocer el estado del coche, abrir o cerrar las puertas, conocer su localización o velocidad e incluso recibir un aviso en caso de que detecte un intento de robo.
 
Los asistentes de conducción, denominados ADAS, han sido desarrollados por Bosch y ofrecen funciones avanzadas que convierten al Alfa Romeo Giulia 2020 en un coche autónomo de Nivel 2.
 
Cuenta con funciones como la ayuda de conducción en autopista y atascos, el control de velocidad inteligente, el asistente de mantenimiento en carril, el detector de ángulo muerto activo, el reconocimiento de señales de tráfico o la frenada automática de emergencia. Operan utilizando un radar delantero de medio alcance, una cámara de vídeo, radares traseros y una unidad de dirección con asistencia eléctrica, todo suministrado por Bosch.
 
Por fuera sigue siendo un coche tremendamente seductor y más con la combinación del acabado. Desde el primer momento que accedes al habitáculo, se percibe mayor sensación de calidad gracias a los cambios introducidos, con buenos ajustes y materiales agradables al tacto en todas las zonas. La ergonomía también mejora gracias a la pantalla táctil o a los nuevos huecos portaobjetos.
 
La posición de conducción sigue siendo una de las mejores de la categoría, al igual que el tacto y respuesta de la dirección. Es de las más logradas del segmento gracias a su respuesta directa y rápida y, en combinación con un chasis ágil, convierte a esta berlina en una de las más dinámicas que puedes encontrar. Especialmente cuando se combina con el poderoso motor de 280 caballos de potencia, que ofrece una respuesta contundente en toda la franja de uso.
 
El cambio automático tiene un comportamiento muy acertado y se puede manejar manualmente desde las grandes levas fijas que hay tras el volante. La respuesta de la dirección, del cambio, del acelerador e incluso de los amortiguadores se puede ajustar a través del selector de modos de conducción DNA. Las diferencias entre los tres modos disponibles son evidentes desde el primer instante, adaptando el vehículo al estilo de conducción que deseemos practicar en cada momento.
 
En definitiva, en esta prueba del nuevo Alfa Romeo Giulia me he encontrado con un coche igual de atractivo que antes, pero con mejoras que hacen que sea un producto más redondo. Con la nueva estructura de la gama es más sencillo elegir el carácter del modelo y el equipamiento ampliado le sitúa en una posición más ventajosa frente a sus rivales alemanes.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!