El Tri y sus fans llevan tres décadas esperando algo que no sucede. Mientras se tienen que contentar con un plato que ya no les satisface.