El fútbol tenía una deuda con Alemania y Alemania tenía una deuda con el fútbol. En el Mundial Brasil 2014 ambas cuentas se saldaron mutuamente.