El joven volante del General Díaz, Richard Prieto debió ser trasladado en ambulancia al hospital, por una impresionante fractura de tibia y peroné producto de un choque contra el arquero rival.