Un taxista brasileño decidió rendir tributo a las víctimas de la tragedia aérea previo a su funeral.