La cuesta de enero no ha sentado nada bien a los jugadores mexicanos que juegan por Europa. Layún, Guardado, Marco Fabián o Chicharito son claros ejemplos de ello.