La selección brasileña de fútbol vuelve a colocarse primera en la clasificación de la FIFA tras siete años de ausencia y México roza el top 15.